Bordados de la vida…

Cuando era niño, mi madre trabajaba mucho cosiendo.

Yo me sentaba en el suelo, miraba y le preguntaba qué es lo que estaba haciendo.

Ella me contestaba que estaba bordando.

Todos los días yo hacía la misma pregunta y ella me contestaba lo mismo.

Yo observaba su trabajo desde una posición abajo de donde ella se encontraba sentada, y repetía: “¿Mamá, que es lo que estás haciendo?”.

Le decía que desde donde yo la miraba, lo que estaba haciendo me parecía muy extraño y confuso.

Era un amontonado de nudos e hilos de diferentes colores, largos, cortos, unos gruesos y otros finos… yo no entendía nada.

Ella sonreía, me miraba y de manera amable me decía, “Hijo, sal un poco a jugar, y en cuanto termine mi trabajo te llamaré, te tomaré en mis brazos y dejaré que veas el trabajo desde mí posición”.

Pero yo seguía preguntándome desde abajo: ¿Por qué ella usaba algunos hilos de colores oscuros y otros claros?, ¿por qué me parecían tan desordenados y enmarañados?; ¿por qué estaban tan llenos de nudos y puntos?; ¿por qué había tantos nudos e hilos enredados entre si?; ¿por qué no tenían aún una forma definida?; ¿por qué tardaba tanto para hacerlo?.

Un día, cuando yo estaba afuera jugando, ella me llamó.

“Hijo, ven aquí, déjame tomarte en mis brazos”.

Me sentó en su regazo y me sorprendí al ver el bordado desde su posición.

No lo podía creer, ¡desde abajo me parecía tan confuso!.

Pero desde arriba pude ver un paisaje ¡maravilloso!.

Entonces ella me dijo:

“Hijo, desde abajo mi bordado te parecía confuso y desordenado porque no veías que en la parte de arriba había un bello diseño… pero ahora, mirando el bordado desde mí punto de vista, ya puedes ver qué es lo que yo he estado haciendo”.

Muchas veces, a lo largo de los años, he mirado hacia al cielo y he dicho: “¿Padre, qué es lo que estás haciendo?”.

Él parece responder: “Estoy bordando tu vida, hijo”.

Y yo sigo preguntando: “¿Pero por qué lo veo todo tan confuso?”

“Padre, todo está desordenado; hay muchos nudos, situaciones difíciles que no terminan y cosas buenas que pasan rápido. Los hilos son tan oscuros… ¿por qué no son más brillantes?”.

Él parece decir: “Hijo mío, ocúpate de tu trabajo, relájate… confía en mí. Yo haré mí trabajo. Un día te llevaré a ti en mis brazos, y entonces irás a ver el plan de tu vida desde mí posición, desde mi punto de vista”.

A veces no entendemos qué está ocurriendo en nuestras vidas, las cosas son confusas, no encajan y parece que nada nos sale bien.

Es que estamos mirando el reverso de la vida; del otro lado, Dios está bordando…

(autor desconocido)
Anuncios

Una realidad paralela…

“Todos nos preguntamos en algún momento quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. Pero muchos de nosotros dejamos de cuestionarnos el sentido de la vida, porque solucionar los dilemas que nos plantea el día a día ya nos parece un gran reto.

Esta es la historia de cinco personas que siguieron preguntándose a lo largo de su vida, porque necesitaban encontrar respuestas. Cinco aventureros. Cinco exploradores que han abierto la puerta a una realidad que va más allá del límite que hemos dado a lo evidente.”

Comparto un documental de la productora española Alea docs & films.
Creo que vale la pena verlo completo para reflexionar luego, cada uno, desde nuestra propia experiencia; tomar lo que nos sirva, lo que nos “llegue “.

Que lo disfrutes.


(
Mas videos en Un Mensaje Para Ti…)

(gracias Claudia)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Vivir como las flores…

Maestro, ¿qué debo hacer para no quedarme molesto…?

Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes.

Algunas son indiferentes.

Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que calumnian.

– ¡Pues, vive como las flores!, advirtió el maestro.

– Y ¿cómo es vivir como las flores?, preguntó el discípulo.

– Pon atención a esas flores -continuó el maestro, señalando unos lirios que crecían en el jardín.

Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas; extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos.

Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden.

Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos; y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse…

Ejercita pues, la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera y perfuma la vida de los demás haciendo el bien.

Esto, es vivir como las flores.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Explicar el sentido…

El maestro Sufi contaba siempre una parábola al finalizar cada clase, pero los alumnos no siempre entendían el sentido de la misma.

– ¡Maestro! – lo encaró uno de ellos una tarde – Tú nos cuentas los cuentos pero no nos explicas su significado.

– Pido perdón por eso. – se disculpó el maestro – Permíteme que en señal de reparación te convide con un rico durazno.

– ¡Gracias maestro! – respondió halagado el discípulo

– Quisiera, para agasajarte, pelarte tu durazno yo mismo; ¿me permites?

– Sí, muchas gracias.

– ¿Te gustaría que, ya que tengo en mi mano el cuchillo, te lo corte en trozos para que te sea más cómodo?

– ¡Me encantaría!, pero no quisiera abusar de tu hospitalidad, maestro.

– No es un abuso si yo te lo ofrezco, sólo deseo complacerte.

Después de cortarlo en pedazos, el maestro continuó:

– Permíteme también que te lo mastique antes de dártelo.

– ¡No maestro!, no me gustaría que hicieras eso. – se quejó sorprendido el discípulo

El maestro hizo una pausa y dijo:

– Si yo les explicara el sentido de cada cuento… sería como darles a comer una fruta masticada.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Los 10 mandamientos de una mascota

1. Mi vida perdura más o menos de 10 a 15 años y separarme de ti me duele.

2. Dame tiempo para entender que es lo que quieres de mí.

3. Confía en mí porque es importante para mi bienestar.

4. No te enojes conmigo por mucho tiempo y tampoco me encierres como castigo.

5. Tú tienes tu trabajo, tus amigos, te entretienes y yo solo te tengo a ti.

6. Háblame, aunque no entienda tus palabras, entiendo el tono de tu voz cuando me hablas. Se consiente en tu forma de tratarme puesto que nunca la olvidaré.

7. Antes de golpearme o lastimarme, recuerda que también puedo lastimarte con una mordida pero no lo hago.

8. Antes de regañarme por ser perezoso y desobediente, pregúntate si algo me molesta o me ha estado molestando. Tal vez no me estas alimentando correctamente, he estado mucho tiempo bajo el sol o mi corazón esta envejeciendo o debilitándose.

9. Por favor cuídame cuando envejezca ya que tú también envejecerás algún día.

10. En mi último viaje no me dejes solo, quédate conmigo y nunca digas que no soportas mirarme. No me dejes enfrentar esto solo. Todo es más fácil para mi si tu estas a mi lado porque siempre te amaré.

Tomate un momento hoy para agradecerle a la vida por tus mascotas, disfrútalos y cuídalos. La vida seria una experiencia un poco triste sin estos animalitos de Dios.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Hoy es el día…

Hoy es un día maravilloso porque reconozco mi potencial y puedo crear el resto de mi vida.

Observo atentamente lo que sucede a mi alrededor y lo acepto.

No me detengo a lamentar lo que creo no está bien.

Existe a mi disposición un abanico de posibilidades.

Me hago responsable de la opción que elijo para mi vida y acciono acorde a ella sin perder de vista el objetivo que está alineado con la felicidad.

Soy pura esencia Divina, y todo lo que elija ser, pensar y actuar acorde a esa vibración, se que será exitoso y traerá más amor a mi vida.

Elijo acercarme más a las diferentes manifestaciones del amor.

La vida, representada por todos los seres vivos, animales, vegetales, minerales y humanos, contará con mi humilde y comprometido aporte.

Alimentaré y generaré sólo relaciones sanas que sumen a mi vida.

Tengo presente que si no soy feliz en una relación es porque la misma no está siendo amorosa.

En ese caso, existe una distorsión con respecto a lo que en esencia soy, y eso es lo que me provoca dolor.

Aprenderé a soltar.

Aunque viva en las adversidades siempre actuaré a favor del amor.

No es casual que haya llegado al lugar en donde estoy: algo puedo hacer aquí por mis semejantes.

Aún en las peores circunstancias, soy yo quién tengo el poder de elegir de que lado estar.

Haré el esfuerzo por aceptar que no todos piensan como yo y que está bien.

La diversidad nos hace más ricos.

Respetaré otras filosofías de vida, otras creencias y procuraré no emitir juicios, acusaciones, y opiniones negativas que sigan contaminando mi entorno.

El Amor no castiga.

Permítete a partir de hoy tomar las riendas de tu propio destino, y escribe, como lees aquí, tu propia declaración de principios, alineados con la energía del amor universal.

Será una buena forma de comenzar el año.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Cosas para recordar siempre…

1. Tu presencia es un regalo para el mundo.

2. Eres una persona única en un millón.

3. Tu vida puede ser como tu quieras que sea.

4. Vive cada día con intensidad.

5. Cuenta tus alegrías, no tus desdichas.

6. Lucharás contra la adversidad que se te presente.

7. Dentro tuyo hay infinitas respuestas.

8. Comprende, ten coraje, se fuerte.

9. No te impongas limites.

10. ¡Hay tantos sueños que esperan ser realizados!

11. Las decisiones son muy importantes como para librarlas al azar.

12. Lucha por tu ideal, tu sueño, tu premio.

13. No hay nada tan desgastante como las pre-ocupaciones.

14. Mientras más carguemos con un problema, mas pesado se hace.

15. No te tomes las cosas con tanta seriedad.

16. Vive una vida de serenidad, no de lamentos.

17. Recuerda que un poco de amor recorre largos caminos.

18. Recuerda que mucho… es para siempre.

19. Recuerda que la amistad es una sabia inversión.

20. Los tesoros de la vida son personas… unidas.

21. Nunca es tarde.

22. Transforma lo cotidiano en extraordinario.

23. Ten salud, esperanza y felicidad.

24. Pídele un deseo a una estrella.

Y jamás olvides… ni siquiera por un día, cuan especial eres.

(autor desconocido)

gracias  Claudia

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Me declaro vivo…

(para que disfrutes mientras lees – “Kothbiro“, por Ayub Ogada)

Escuchar en Goear


Saboreo cada acto.

Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba.

Menos mal que a pesar de mi esforzada buena educación siempre había alguien difamándome.

¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario!

Desde entonces me atreví a ser como soy.

He viajado por todo el mundo, tengo amigos de todas las religiones; conozco gente extraña: vegetarianos que devoran al prójimo con su intolerancia, personas que caminan con un cartel que dice:

“Yo se más que tu”; médicos que están peor que sus pacientes, gente millonaria pero infeliz, seres que se pasan el día quejándose, que se reúnen los domingos para quejarse por turnos, gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.

El árbol anciano me enseñó que todos somos lo mismo.

La montaña es mi punto de referencia:

Ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera, yo sigo caminando indetenible, soy guerrero: mi espada es el amor, mi escudo el humor, mi hogar la coherencia, mi texto la libertad, y si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme, no hice de la cordura mi opción, prefiero la imaginación a lo indio, es decir inocencia incluida.

Quizás solamente teníamos que ser humanos.

El que tú no veas los átomos, no significa que no existan.

Por eso es muy importante que sea el Amor lo único que inspire tus actos.

Sin Amor nada tiene sentido, sin Amor estamos perdidos, sin Amor corremos el riesgo de estar de nuevo transitando de espaldas a la luz.

En realidad, sólo hablo para recordarte la importancia del silencio.

Anhelo que descubras el mensaje que se encuentra detrás de las palabras; no soy un sabio, sólo un enamorado de la vida.

El silencio es la clave, la simplicidad es la puerta que deja fuera a los imbéciles.

La gente feliz no es rentable, con lucidez no hay necesidades innecesarias.

No es suficiente querer despertar, sino despertar.

La mejor forma de despertar, es hacerlo sin preocuparse porque nuestros actos incomoden a quienes duermen al lado.

Recuerda que el deseo de hacerlo bien será una interferencia; es más importante amar lo que hacemos y disfrutar de todo el trayecto; la meta no existe, el camino y la meta son lo mismo, no tenemos que correr hacia ninguna parte, sólo saber dar cada paso plenamente.

No, no te resistas, ríndete a la vida, quien acepta lo que es y se habilita para hacer lo que puede, entonces se encarnan las utopías y lo imposible se pone a disposición.

La mejor manera de ser feliz es: “ser feliz”; reconstruye tu raíz y saborea la vida; somos como peces de mares profundos, si salimos a la superficie reventamos.

La frivolidad y la intrascendencia condenan la vida a la muerte.

Cuando somos más grandes que lo que hacemos, nada puede desequilibrarnos, pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes que nosotros, nuestro desequilibrio está garantizado.

El corazón está en emergencia por falta de amor, hay que volver a conquistar la vida, enamorarnos otra vez de ella; nuestro potencial interior aflora espontáneamente cuando nos dejamos en paz.

Quizá sólo seamos agua fluyendo; el camino nos lo tenemos que hacer nosotros, más no permitas que el cauce esclavice al río, no sea que en vez de un camino tengas una cárcel.

La infelicidad no es un problema técnico, es el resultado de haber tomado el camino equivocado.

Amo mi locura que me vacuna contra la estupidez, amo el amor que me inmuniza ante la infelicidad que pulula por doquier, infectando almas y atrofiando corazones.

El amor es, a nivel sutil, la esencia de nuestra instancia inmunológica.

La gente está tan acostumbrada a complicarse, que rechaza de antemano la simplicidad; la gente está tan acostumbrada a ser infeliz, que la sensación de felicidad les resulta sospechosa; la gente está tan reprimida, que la espontánea ternura le incomoda y el amor le inspira desconfianza.

Hay cosas que son muy razonables y… apestan.

Ya no podemos perder el tiempo en seguir aprendiendo técnicas espirituales cuando aún estamos vacíos de amor.

Quienes no están preparados para escuchar tienen la recompensa de no enterarse de nada.

Disfruta de lo que tienes, recibe lo que venga, crea e inventa lo que necesites, haz sólo lo que puedas, y fundamentalmente celebra lo que tengas.

La vida es un canto a la belleza, una convocatoria a la transparencia, cuando esto lo descubras desde la vivencia, el viento volverá a ser tu amigo, el árbol se tornará en maestro y el amanecer en ritual, la noche se vestirá de colores, las estrellas hablarán el idioma del corazón y el espíritu de la tierra reposará otra vez tranquilo…

Os pido perdón pero… ¡me declaro vivo!

Chamalú – Indio Quechua

(gracias Claudia)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Pensamientos de sabiduría

Todo el sistema universal se mantiene unido por el amor, la armonía y la cooperación.  Si utilizas tus ideas de acuerdo con estos principios, podrás superar cualquier obstáculo que se interponga en tu camino.

  • Tú no eres un ser humano con una experiencia espiritual. Eres un ser espiritual con una experiencia humana.
  • Los pensamientos tienen un poder extraordinario. Debidamente nutridos e interiorizados, serán una realidad en tu mundo físico.
  • Sólo podemos dar a los demás lo que tenemos dentro de nosotros.
  • Cualquiera que sea la pregunta, amor es la respuesta.
  • La acusación es un curioso artificio que puedes utilizar siempre que no quieras cargar con la responsabilidad de algo en tu vida. Úsala y evitarás todo riesgo, pero impedirás tu propio crecimiento.
  • Nadie puede crear odio ni angustia dentro de ti. Sólo tú puedes hacerlo, en virtud de la manera como manejas tu mundo.
  • Asume el compromiso personal de hacer lo que quieras y querer lo que hagas.
  • Si la oración significa que tú hablas con Dios, la intuición es Dios que te habla a ti.
  • Escucha aquellas señales de tu interior que te ayudan a escoger lo correcto. No importa lo que piense cualquier otro. Confía en tus voces intuitivas y síguelas.
  • Amor sagrado quiere decir amor tal como es, incluso si tú no comprendes su sentido más profundo.
  • El conflicto es una violación de la armonía. Si tú participas en él, eres parte del problema no la solución.
  • No dejes que las emociones te inmovilicen. Míralas como elecciones que has hecho.
  • Cada punto a lo largo del camino es un lugar donde has debido estar antes, para estar ahora aquí. Tú eres la suma total de todo lo que has escogido hasta este momento.
  • La independencia es la ausencia de la necesidad de estar atado a alguien o a algo. Es una manera de pensar y de ser que nos da la libertad de discurrir por la vida.
  • Haz lo que quieras, a menos que interfieras el derecho de alguien más a hacer lo mismo. Esto define la moralidad.
  • Hasta que aprendas a perdonar, estarás atrapado emocional y físicamente.
  • Me llenaré de amor y lo proyectaré en el mundo. La forma en que los demás me traten a mí es parte de su conducta; la forma en que yo reaccione, es parte de la mía.
  • Te recomiendo que seas gentil contigo mismo y te ames incondicionalmente, con independencia de lo que se interponga en tu camino.
  • No siempre puedes controlar lo que pasa fuera, pero sí puedes controlar siempre lo que pasa dentro.
  • Llénate de amor para todos. Observa el desdoblamiento de Dios en cada uno que encuentres, incluso en aquellos a quienes te han enseñado a rechazar.
  • La lucha debilita, mientras que la armonía fortalece y da poder.
  • El vituperio es la excusa perfecta para que el mundo no sea exactamente tal como nos gustaría que fuera. El estado del mundo es un reflejo del estado de nuestra mente.
  • No malgastes tu energía preocupándote. Puedes controlar la situación o no puedes. Si puedes, toma el control, si no, olvídalo.
  • No hay un camino a la felicidad. La felicidad es el camino. No hay camino a la prosperidad. La prosperidad es el camino.
  • Es fácil amar a cierta gente. La verdadera prueba es amar a alguien difícil de amar. Envía amor a todos tus enemigos.
  • Cuando un problema surge, entra en él. Abórdalo con serenidad. Úsalo para aprender algo.
  • Ve más allá de las ideas de triunfar y fracasar. Esto son juicios. Mantente en el proceso y deja que el universo cuide de los detalles.
  • Deja de concentrarte en lo que no tienes y toma aprecio por todo aquello que tú eres y todo lo que tienes.
  • Puedes quedarte sentado para siempre, lamentando lo malo que has sido, culpándote hasta la muerte, y ni una insignificante porción de esta actitud hará nada para rectificar tu comportamiento pasado.
  • Cualquier cosa que te inmovilice, que te aparte de tu camino o te impida conseguir tus objetivos, es toda tuya. Puedes echarla fuera siempre que quieras.
  • Cuando creas en ti mismo y contemples tu alma, viéndola divina y preciosa, te convertirás automáticamente en un ser que puede crear un milagro.

DR. Wayne W. Dyer

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Tener tiempo…

(Entrevista de Víctor M. Amela a Moussa Ag Assarid)

 -No sé mi edad: nací en el desierto del Sahara, sin papeles…!Nací en un campamento nómada tuareg entre Tombuctú y Gao, al norte de Mali. He sido pastor de los camellos, cabras, corderos y vacas de mi padre. Hoy estudio Gestión en la Universidad Montpellier. Estoy soltero. Defiendo a los pastores tuareg. Soy musulmán, sin fanatismo.

– ¡Qué turbante tan hermoso…!

– Es una fina tela de algodón: permite tapar la cara en el desierto cuando se levanta arena, y a la vez seguir viendo y respirando a su través.

– Es de un azul bellísimo…

– A los tuareg nos llamaban los hombres azules por esto: la tela destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados…

– ¿Cómo elaboran ese intenso azul añil?

– Con una planta llamada índigo, mezclada con otros pigmentos naturales. El azul, para los tuareg, es el color del mundo.

– ¿Por qué?

– Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa.

– ¿Quiénes son los tuareg?

– Tuareg significa “abandonados”, porque somos un viejo pueblo nómada del desierto, solitario, orgulloso: “Señores del Desierto”, nos llaman. Nuestra etnia es la amazigh (bereber), y nuestro alfabeto, el tifinagh.

– ¿Cuántos son?

– Unos tres millones, y la mayoría todavía nómadas. Pero la población decrece… “¡Hace falta que un pueblo desaparezca para que sepamos que existía!”, denunciaba una vez un sabio: yo lucho por preservar este pueblo.

– ¿A qué se dedican?

– Pastoreamos rebaños de camellos, cabras, corderos, vacas y asnos en un reino de infinito y de silencio…

– ¿De verdad tan silencioso es el desierto?

– Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.

– ¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor nitidez?

– Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas nos dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y hierba… Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre… Y yo. ¡No había otra cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz en él!

– ¿Sí? No parece muy estimulante…

– Mucho. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento, para lo que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire, escuchar, aguzar la vista, orientarte por el sol y las estrellas… Y a dejarte llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde hay agua.

– Saber eso es valioso, sin duda…

– Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

– Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?

– Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

– ¿Qué es lo que más le chocó en su primer viaje a Europa?

– Vi correr a la gente por el aeropuerto… ¡En el desierto sólo se corre si viene una tormenta de arena! Me asusté, claro…

– Sólo iban a buscar las maletas, ja, ja…

– Sí, era eso. También vi carteles de chicas desnudas: ¿por qué esa falta de respeto hacia la mujer?, me pregunté… Después, en el hotel Ibis, vi el primer grifo de mi vida: vi correr el agua… y sentí ganas de llorar.

– Qué abundancia, qué derroche, ¿no?

– ¡Todos los días de mi vida habían consistido en buscar agua! Cuando veo las fuentes de adorno aquí y allá, aún sigo sintiendo dentro un dolor tan inmenso…

– ¿Tanto como eso?

– Sí. A principios de los 90 hubo una gran sequía, murieron los animales, caímos enfermos… Yo tendría unos doce años, y mi madre murió… ¡Ella lo era todo para mí! Me contaba historias y me enseñó a contarlas bien. Me enseñó a ser yo mismo.

– ¿Qué pasó con su familia?- Convencí a mi padre de que me dejase ir a la escuela. Casi cada día yo caminaba quince kilómetros. Hasta que el maestro me dejó una cama para dormir, y una señora me daba de comer al pasar ante su casa… Entendí: mi madre estaba ayudándome…

– ¿De dónde salió esa pasión por la escuela?

– De que un par de años antes había pasado por el campamento el rally París-Dakar, y a una periodista se le cayó un libro de la mochila. Lo recogí y se lo di. Me lo regaló y me habló de aquel libro: El Principito. Y yo me prometí que un día sería capaz de leerlo…

– Y lo logró.

– Sí. Y así fue como logré una beca para estudiar en Francia.

– ¡Un tuareg en la universidad. ..!

– Ah, lo que más añoro aquí es la leche de camella… Y el fuego de leña. Y caminar descalzo sobre la arena cálida. Y las estrellas: allí las miramos cada noche, y cada estrella es distinta de otra, como es distinta cada cabra… Aquí, por la noche, miráis la tele.

– Sí… ¿Qué es lo que peor le parece de aquí?
– Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis. ¡En Francia se pasan la vida quejándose! Os encadenáis de por vida a un banco, y hay ansia de poseer, frenesí, prisa… En el desierto no hay atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!

– Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.

– Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo, amarillo, verde…

– Fascinante, desde luego…

– Es un momento mágico… Entramos todos en la tienda y hervimos té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor… La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se acompasan al pot-pot del hervor…

– Qué paz…

Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo.

(Entrevista de Víctor M. Amela a Moussa Ag Assarid)

 

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email  Compartir en Facebook  Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email