Antidivorcio

Todavía no se ha descubierto una vacuna que nos proteja el alma y sería hermoso que existiera una vacuna que impida que un vínculo de amor se rompa.

En la antigüedad todo se arreglaba con pócimas, brebajes y ungüentos. Hoy ya no es así, pero sí es tiempo de abrir los ojos a la realidad utilizando la inteligencia y el sentido común para evitar rupturas y para sobrevivir a un fantasma que en nuestros tiempos ya resulta anacrónico: el divorcio.

El doctor Silvio Hoffman nos dice:
“Cuando una pareja se forma lo esencial es establecer un acuerdo previo respecto de las cuestiones que, por lo general, resultan conflictivas y que se desarrollan en tres planos claves para que esa pareja pueda apostar al futuro: el tema de las respectivas historias familiares, el manejo del dinero y el tema del sexo.

Estos tres aspectos vinculados siempre a las respectivas diferencias culturales, ideológicas y/o religiosas que dos personas pueden tener debe ser motivo de una suerte de contrato previo, en el cual dos personas antes de casarse deben actuar con total honestidad”.

Señales de alerta para tener en cuenta:

La pérdida de interés por lo que significó un proyecto común.

La reiteración de olvidos ya sea de comidas, palabras, encuentros, horarios, fechas clave, días que tienen significado especial.

Las opiniones o bromas frente a extraños que ponen en evidencia defectos de uno de los miembros de la pareja.

Chistes de mal gusto que demuestran la insatisfacción que siente una de las partes.

Las enfermedades frecuentes ya que el cuerpo suele somatizar todo lo que ocurre emocionalmente. Gastritis, resfríos, gripes, alergias y estrés.

Los distanciamientos de cualquier índole desde llegar tarde a una cita o a la casa.

El alejamiento corporal cuando están juntos ya sea en una reunión, en una caminata o en la casa.

Mientras alguien – uno de los dos miembros o los dos – esté alerta frente al peligro, las parejas podrán alcanzar una razonable estabilidad y una no menos pacífica armonía.

Por lo pronto, lo primero que debe estar en claro cuando dos personas empiezan a encontrarse en el terreno amoroso es saber cuáles son las expectativas individuales y cuáles las que tienen que ver con un proyecto de a dos.

Osho nos dice:

” Los divorcios existen porque los matrimonios son erróneos y forzados. Los divorcios existen porque los matrimonios se llevan a cabo en un estado romántico. Un estado romántico es bueno si eres poeta, y no se conoce a los poetas como buenos maridos o buenas esposas. De hecho casi siempre los poetas son solteros. Juguetean mucho pero nunca los atrapan, y por eso su romance permanece vivo…”

 y agrega:

“Hay que ser suficientemente maduro. La madurez significa que uno ya no es un tonto romántico. Uno comprende la vida, uno comprende la responsabilidad de la vida, uno comprende los problemas de estar con otra persona. Uno acepta todas las dificultades y aún así decide vivir con esa persona. Uno no espera que todo vaya a ser siempre un Paraíso, que todo van a ser rosas. Uno no espera esas tonterías; uno sabe que la realidad es difícil. Es dura. Hay rosas, pero muy pocas; hay muchas espinas… “

 

(Autor: Lic. Romina Halbwirth – “Espacios”, http://ar.geocities.com/hromina2)

Anuncios

5 comentarios en “Antidivorcio

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s