La voz del silencio

Sólo el silencio dice a nuestro oído
la palabra suprema y anhelada
del Amor, del Recuerdo o del olvido…
Quién no sabe callar, no sabe nada…
Si la palabra es tiempo, es el silencio
eternidad grandeza e infinito…
Si amo de la palabra el don bendito,
del silencio la ofrenda reverencio.
De las almas vulgares es el grito;
ellas no sabrán nunca el embeleso
y los goces divinos
del supremo callar; ni el grave peso
de los grandes silencios misteriosos…
Por eso es que son siempre bulliciosos
los ímpetus mezquinos…
La urdimbre del amor
siempre es tejida
de profundos silencios deliciosos.
(El silencio preside los gloriosos
e inefables silencios de la vida).
Las almas esas que no callan juntas
nada tienen que decir. No en vano
en la muda caricia de una mano
se condensan respuestas y preguntas.
Es la voz del silencio la que canta
la bendita canción de la ternura
que jamás ha entonado la garganta
de ninguna criatura…
Es el ignorado mensajero
de las grandes verdades
el arcángel magnífico y austero
de las divinidades.
En su fecundidad se gestan todas
las infinitas posibilidades,
trabaja en su retiro el pensamiento
y el alma oficia con el bien sus bodas
como en la maga página de un cuento…
Afina siempre tu alma hasta que pueda
del silencio escuchar la voz sagrada
la Voz de Dios, espiritual y leda…
Quién no sabe callar, no sabe nada…

Anuncios

Un comentario en “La voz del silencio

  1. Este Poema le fascinaba a mi padre, un apasionado de la poesía, el Señor Andrés Rosa Bastardo, Dominicano, nacido el 30 de noviembre del año 1913 y fallecido el 12 de Diciembre de 1990, siempre me lo recitaba pues se lo sabía de memoria, el me decía que era de la autoría de Carlos Alberto Fonseca, Seudónimo de la poeta peruana Nelly Fonseca Recavarren, quisiera que me rectificaran si ella es la autora de este hermoso poema. siempre en memoria de mi padre traté de buscar este poema en la Internet y mis intentos siempre fueron infructuosos, Ahora, ¡EUREKA!, por fin lo he hallado, les agradesco su publicación, es un poema poco conocido, pero es intenso y muy filosófico, quiero compartirlo con mis amigos, Filósofos y poetas, Gracias de todo corazón. Sergio Andrés Rosa García, Filósofo y poeta Dominicano.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s