No puedo más

Esta es la frase en la que nos escudamos, no pocas veces para justificar nuestra falta de voluntad, nuestra falta de generosidad.

Los psicólogos nos dicen, que son pocas las personas que desarrollan toda la actividad de la que serían capaces.

¿Eres tú de esos pocos?

¿O eres acaso del montón?

Debes convencerte de que, si te lo propones, puedes hacer más de lo que haces.

Si quieres, pero si quieres de veras, sabrás descubrir en ti, resortes de insospechada potencialidad y que harán que te abras a la gente.

Lo que pasa es que la comodidad, la pereza espiritual, para vencerse, dominarse, para molestarse por los demás, anulan en ti esos recursos y resortes.

Por eso te sientes cansado, decepcionado, desilusionado, amargado, y has llegado a convencerte de que no puedes hacer nada más, de que ya haces todo,
lo que te corresponde.

Te está faltando un poco de voluntad; no digas que te faltan fuerzas, tiempo, oportunidades, entusiasmo, compañía y tantas otras cosas, con las que te estás engañando y por consecuencia, anulando, esterilizando, haciendo inútil… y eso, el sentirte inútil, es lo que impide que tu vida sea feliz y optimista.

Hay hombres que hacen muchísimo más que tú; no me digas que es porque ellos “pueden” más que tú.

La verdad es que ellos “quieren” más que tú, y por eso “pueden” más que tú.

Aquí es donde se aplica aquello de que “querer es poder”.

Esta no será una afirmación apodíctica, pero es real en mil ocasiones, y si no lo crees, haz la prueba y verás.

Alfonso Milagro

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Decir siempre lo que tiene uno dentro…

…pero si no le gusta, ¿por qué no hace que lo escuchen? ¿eh?

- Lo dice muy fácil pero… no soy yo el que manda aquí adentro, hay un Director

- Si lo sé, pero si ninguno se lo dice, no sabrá jamás que está en un error.Si usted está convencido, hágalo usted.

Recuerde Don Julio… que en la vida se necesita decir siempre lo que tiene uno dentro, y si a algunos no les gusta… no tiene por que sentirse culpable.


de “Rojo como el cielo (“Rosso come el cielo”)

una película de Cristiano Bortone

(Más películas en Un Mensaje Para Ti…)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Tu corazón guarda…

Tu corazón guarda, muy ocultos, tus sueños.

Hoy es el día de comenzar a convertirlos en realidad.

Este es el desafío más importante que te propone la vida.

Diferentes caminos abren frente a ti infinitas posibilidades y solo tú puedes elegir a dónde dirigir tus pasos.

Tus anhelos tal vez estén aún sin explorar, tal vez te cueste todavía nombrarlos, darles una definición precisa o imaginar siquiera qué deseas para ti en el futuro.

Sabes sí, con íntima certidumbre que ansías algo distinto a lo que tienes hoy, que tu meta no se parecerá a ninguna otra…

Sabes que será mejor, incluso, que aquella que desean para ti los que te aman… porque será tuya.

Pero, a veces, tu corazón guarda también, junto a tus sueños, silenciosos miedos.

Miedo a lo desconocido, miedo a fracasar, miedo a crecer, miedo a recorrer el camino en soledad…

Entonces, cuando el mundo exterior te parezca difícil de afrontar, cuando sientas que la presión se te hace casi insoportable… busca la fuerza en tu interior.

Encuentra un momento de paz para meditar de dónde vienes y a dónde quieres ir.

Descubrirás que el poder de generar el cambio está dentro de ti.

Eres una persona única… capaz de lograr todas las metas que te propongas, por difíciles que sean, por inciertas que se te presenten.

Tu coraje y tu entusiasmo son los recursos con los que cuentas para llegar hasta la victoria.

Nunca creas que tus armas, por ser pocas, son ineficaces: nada es más fuerte que tu pensamiento, nada es más seguro para lograr lo que deseas que tu convicción de que podrás hacerlo.

Si otros han conseguido alcanzar objetivos parecidos a los tuyos, esto significará para ti que es posible hacerlo; si nadie, hasta hoy, ha podido lograr lo que sueñas, tu desafío será mayor, pero nunca creas que eso lo hace imposible.

Por momentos, la preocupación frenará tu marcha, pero cuando llegue la calma después de la tormenta, comenzarás a ver con nuevos ojos todos los dones que has recibido en la vida.

Cuando dudes de ti, cuando sientas que estás a punto de desfallecer, no permitas que el desaliento te haga perder el rumbo. Concéntrate en tu objetivo y encamínate hacia la meta.

Cuando te enfrentes con obstáculos que parezcan abrumadores, busca un nuevo rumbo y marcha en una nueva dirección. Es posible que encuentres una maravillosa sorpresa esperándote a la vuelta del camino.

Tienes el poder de hacer de tu propio mundo un lugar mejor. Tú decides a cada instante hacia donde orientar tus actitudes. Si tus pensamientos son positivos, harás que tu mundo también lo sea.

Recuerda que cada bifurcación te obligará a escoger entre un sendero y otro; recuerda que para llevar un sueño hasta el límite de su conquista tendrás, quizás, que abandonar otro.

Estas elecciones casi nunca son sencillas: a veces querrás inclinarte simplemente por el sueño más fácil; otras, intentarás silenciar tus anhelos más profundos cambiándolos por una cómoda rutina…

Pero llegará el momento en que debas tomar tus decisiones. Piensa bien la consecuencia que tendrá cada una de ellas en tu mañana, déjate guiar por la intuición: confía en tu corazón.

Entona tu propia canción con la seguridad de que existe en tu interior una hermosa melodía.

¡Compártelo con el mundo!

Prepárate para el éxito…

Explora tus oportunidades…

Vive a pleno cada momento…

Piensa que cada paso es valioso en sí mimo y, a la vez, te acerca un poco más a tu meta.

Necesitarás de la paciencia tanto como de la voluntad para alcanzar tu objetivo…

Si vislumbras claramente ese sueño en tu horizonte, pero te parece que se aleja en lugar de acercarse, ten la certeza de que si sigues buscando las estrellas, ellas serás tuyas muy pronto.

Persigue, sin claudicar, todos tus sueños.

Tu vida se verá enriquecida, las puertas se te abrirán y alcanzarás cada una de tus metas.

Escucha tu corazón. Confía en ti.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter



Lección de perseverancia

¿Te has puesto a observar la actitud de los pájaros ante las adversidades? 

Están días y días haciendo su nido, recogiendo materiales a veces traídos desde largas distancias…

…Y cuando ya está terminado y están prontos para poner los huevos, las inclemencias del tiempo o la obra del ser humano o de algún animal lo destruye y tira por suelo lo que con tanto esfuerzo se logró…

¿Qué hace el pájaro?

¿Se paraliza, abandona la tarea?

De ninguna manera. Vuelve a recomenzar, una y otra vez, hasta que en el nido aparecen los primeros huevos.

A veces -muchas veces- antes de que nazcan los pichones algún animal, un niño, una tormenta, vuelve a destruir el nido, pero esta vez con su precioso contenido…

Duele recomenzar desde cero… pero aun así el pájaro jamás enmudece ni retrocede, sigue cantando y construyendo, construyendo y cantando…

¿Has sentido que tu vida, tu trabajo, tu familia, tus amigos no son los que soñaste?  ¿Has querido decir basta, no vale la pena el esfuerzo, esto es demasiado para mí?

¿Estás cansado de recomenzar, del desgaste de la lucha diaria, de la confianza traicionada, de las metas no alcanzadas cuando estabas a punto de lograrlo?

Por más que te golpee la vida no te entregues nunca, di una oración, pon tu esperanza al frente y arremete.

No te preocupes si en la batalla sufres alguna herida, es de esperar que algo así suceda.

Junta los pedazos de tu esperanza, ármala de nuevo y vuelve a arremeter.

No importa lo que pase… no desmayes, sigue adelante.

La vida es un desafío constante pero vale la pena aceptarlo.

Y sobre todo… nunca dejes de cantar.

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share

compatir_por_email