Ella no sabe quien soy…

Era una mañana agitada, eran las 8:30, cuando un señor mayor, de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de su pulgar.

El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am.

Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo.

Lo ví mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curado, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.

Mientras le realizaba las curaciones, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado.

El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa. Le pregunté sobre la salud de ella.

El me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer.

Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde.

Me respondió que hacia tiempo que ella no sabía quien era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo.

Me sorprendió, y entonces le pregunté, ‘¿Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quien es usted?’

El sonrió y me acarició la mano.

‘Ella no sabe quien soy,  pero yo aún se quien es ella.’

Se me erizó la piel, y tuve que contener las lágrimas mientras él se iba, y pensé:

‘Ese es el tipo de Amor que quiero en mi Vida.’

El Amor Verdadero no es físico, ni romántico.

El Amor Verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será.

(gracias Fernanda)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email  Compartir en Facebook  Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

¿Eres feliz?

En cierta ocasión durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a una mujer:

- ¿Te hace feliz tu esposo?, ¿Verdaderamente te hace feliz?.

En ese momento el esposo levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposa diría que sí­, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio.

Sin embargo, la esposa respondió con un rotundo…

- No, no me hace feliz…

Y ante el asombro del marido, continuó…

- No me hace feliz, ¡Yo soy feliz!

El que yo sea feliz o no,no depende de él, sino de mí.

Yo soy la única persona de quien depende mi felicidad.

Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, púes si mi felicidad dependiera de alguna persona, cosa o circunstancia sobre la faz de esta Tierra, yo estaría en serios problemas.

Todo lo que existe en esta vida, cambia continuamente; el ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc.

Y así podría decir una lista interminable.

A través de toda mi vida he aprendido algo; decido ser feliz y lo demás lo llamo… amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar.

Lo llamo ‘experiencias’.

Hay gente que dice:

‘No puedo ser feliz porque estoy enfermo, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor; porque alguien me insultó; porque alguien ha dejado de amarme; porque alguien no me valoró…’

Pero lo que no sabes es que PUEDES SER FELIZ; aunque estés enfermo, aunque haga calor, aunque no tengas dinero; aunque alguien te haya insultado; aunque alguien no te ame o no te haya valorado.

SER FELIZ ES UNA ACTITUD ANTE LA VIDA, QUE CADA UNO DECIDE.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar

Por siempre juntos…

Cuenta una vieja leyenda de los indios Sioux, que una vez llegaron hasta la tienda del viejo brujo de la tribu, tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Azul, la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu.

- Nos amamos… – empezó el joven.

- Y nos vamos a casar… – dijo ella.

- Y nos queremos tanto que tenemos miedo, queremos un hechizo, un conjuro, o un talismán. Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos, que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar la muerte.

- Por favor, – repitieron – ¿hay algo que podamos hacer?

El viejo los miró y se emocionó al verlos tan jóvenes, tan enamorados.y tan anhelantes esperando su palabra…

- Hay algo, – dijo el viejo – pero no sé… es una tarea muy difícil y sacrificada.

Nube Azul… – dijo el brujo – ¿ves el monte al norte de nuestra aldea?. Deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos, deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de luna llena. ¿Comprendiste?.

Y tú, Toro Bravo – siguió el brujo – deberás escalar la montaña del trueno. Cuando llegues a la cima, encontrarás la más brava de todas las águilas, y solamente con tus manos y una red, deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva, el mismo día en que vendrá Nube Azul. ¡Salgan ahora!.

- Los jóvenes se abrazaron con ternura y luego partieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte y él hacia el sur.

El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con las bolsas que contenían las aves solicitadas.

El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas.

Eran verdaderamente hermosos ejemplares.

- Y ahora ¿qué haremos?, – preguntó el joven – ¿los mataremos y beberemos el honor de su sangre?.

- No – dijo el viejo.

- ¿Los cocinaremos y comeremos su carne? – propuso la joven.

- No – repitió el viejo – Harán lo que les digo: tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero. Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres…

- El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros. El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse por el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.

- Este es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón. Si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse el uno al otro.

- SI QUIEREN QUE EL AMOR PERDURE… VUELEN JUNTOS, PERO JAMÁS ATADOS.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email

Amarse con los ojos abiertos

Cuando las personas se encuentran con dificultades en la relación, tienden a culpar a su pareja. Ven claramente cual es el cambio que necesita hacer el otro para que la relación funcione, pero les es muy difícil ver que es lo que ellas hacen para generar los problemas, es muy común preguntarle a una persona en una sesión de pareja:

¿Qué te pasa?

lo que me pasa es que él no entiende.

Y yo insisto:

¿Qué te pasa a ti?

Y ella vuelve a contestar:

Lo que me pasa es que “…” es muy agresivo/a.

¡Y yo sigo hasta el cansancio…

¿pero qué sientes tú? ¿qué te pasa a ti?

Y es muy difícil que la persona hable de lo que le esta pasando, de lo que esta necesitando o sintiendo. Todos quieren siempre hablar del otro.

Es muy diferente encarar los conflictos que surgen en una relación, con la actitud de revisar: “que me pasa a mi”, que enfrentarlos con enojo, pensando que el problema es que estoy con la persona inadecuada.

Muchas parejas terminan separándose a partir de la creencia de que con “otro”, sería distinto, y por supuesto, se encuentran con relaciones similares, donde el cambio es sólo el interlocutor.

Por eso, frente a los desacuerdos vinculares, el primer punto es tomar conciencia de que las dificultades son parte integral del camino del amor. No podemos concebir una relación íntima sin conflictos.

La salida sería dejar de lado la fantasía de una pareja ideal, sin conflictos, enamorados permanentemente. Es sorprendente ver cómo la gente busca esta situación ideal. Y cuando la señora se da cuenta de que su pareja no corresponde con ese modelo romántico ideal y novelesco, insiste en decirse que otros sí tienen esa relación idílica que está buscando, sólo que ella tuvo mala suerte… porque se caso con la persona inadecuada.(?)

¡NO!
No es así.
No se caso con la persona inadecuada.

Lo único inadecuado es su idea previa sobre el matrimonio, la idea de la pareja perfecta.

En cierto modo me serena saber que esto que no tengo, no lo tiene nadie, que la pareja ideal es una idea de ficción y que la realidad es muy diferente.

El pensamiento de que el pasto del vecino es más verde o que el otro tiene eso que yo no alcanzo, parece generar mucho sufrimiento. Quizá el aprender estas verdades pueda liberar a algunas personas de estos tóxicos sentimientos.

La realidad mejora cuando me decido a disfrutar lo posible, en lugar de sufrir porque una ilusión o una fantasía no se dan.

La propuesta es:

“HAGAMOS CON LA VIDA POSIBLE…
LO MEJOR POSIBLE”

Sufrir, porque las cosas no son como yo me las había imaginado, no sólo es inútil, sino que además es infantil.

Esta es la nueva propuesta, empezar a pensar en la pareja desde otro lugar, desde el lugar de lo posible y no del ideal.

Por eso es que vamos a intentar ver los conflictos no sólo como un camino para superar mis barreras y poder acercarme así al otro, sino también como un camino para encontrarme con mi compañero, y por supuesto, a partir de lo dicho, como un camino para producir el transformador encuentro conmigo mismo.

Estar en pareja ayuda a nuestro crecimiento personal. La relación suma, por eso vale la pena. Vale la PENA (es decir, vale penar por ella). Vale el sufrimiento que genera. Vale el dolor con el que tendremos que enfrentarnos, y es valioso porque cuando lo atravesamos, ya no somos los mismos, hemos crecido, somos más concientes, somos más plenos.

Jorge BucaySilvia Salinas
Amarse con los ojos abiertos
ISBN 950-9681-88-1

UnMensajeParaTi.com.ar

Si pudiéramos…

Si pudiéramos no sacrificar nuestros propios espacios, que no son sino la magia del espacio compartido…

Si pudiéramos no intentar cambiar aquellas cosas, que fueron las que hicieron que nos acercáramos.

Si pudiéramos dejar de controlar lo que “nos amenaza”, en pos de falsos “ajustes”…

Si pudiéramos no desdibujar lo más rico que vive en nosotros, para vivir con otro.

Si para vivir con otro, no hubiera que desdibujar lo más rico que vive en él…

Si pudiéramos comprendernos desde la piel. sin dejar de ser piel…

Si pudiéramos dejarnos brillar, sin hacernos sombra…

Si pudiera ser YO, simplemente queriendo estar contigo.

Si pudieras ser TÚ, queriendo estar conmigo.

Si supiéramos aceptar el desafío de amarnos Y respetarnos libremente…

tal vez…

…sería hermoso vivir en pareja.

UnMensajeParaTi.com.ar

Antidivorcio

Todavía no se ha descubierto una vacuna que nos proteja el alma y sería hermoso que existiera una vacuna que impida que un vínculo de amor se rompa.

En la antigüedad todo se arreglaba con pócimas, brebajes y ungüentos. Hoy ya no es así, pero sí es tiempo de abrir los ojos a la realidad utilizando la inteligencia y el sentido común para evitar rupturas y para sobrevivir a un fantasma que en nuestros tiempos ya resulta anacrónico: el divorcio.

El doctor Silvio Hoffman nos dice:
“Cuando una pareja se forma lo esencial es establecer un acuerdo previo respecto de las cuestiones que, por lo general, resultan conflictivas y que se desarrollan en tres planos claves para que esa pareja pueda apostar al futuro: el tema de las respectivas historias familiares, el manejo del dinero y el tema del sexo.

Estos tres aspectos vinculados siempre a las respectivas diferencias culturales, ideológicas y/o religiosas que dos personas pueden tener debe ser motivo de una suerte de contrato previo, en el cual dos personas antes de casarse deben actuar con total honestidad”.

Señales de alerta para tener en cuenta:

La pérdida de interés por lo que significó un proyecto común.

La reiteración de olvidos ya sea de comidas, palabras, encuentros, horarios, fechas clave, días que tienen significado especial.

Las opiniones o bromas frente a extraños que ponen en evidencia defectos de uno de los miembros de la pareja.

Chistes de mal gusto que demuestran la insatisfacción que siente una de las partes.

Las enfermedades frecuentes ya que el cuerpo suele somatizar todo lo que ocurre emocionalmente. Gastritis, resfríos, gripes, alergias y estrés.

Los distanciamientos de cualquier índole desde llegar tarde a una cita o a la casa.

El alejamiento corporal cuando están juntos ya sea en una reunión, en una caminata o en la casa.

Mientras alguien – uno de los dos miembros o los dos – esté alerta frente al peligro, las parejas podrán alcanzar una razonable estabilidad y una no menos pacífica armonía.

Por lo pronto, lo primero que debe estar en claro cuando dos personas empiezan a encontrarse en el terreno amoroso es saber cuáles son las expectativas individuales y cuáles las que tienen que ver con un proyecto de a dos.

Osho nos dice:

” Los divorcios existen porque los matrimonios son erróneos y forzados. Los divorcios existen porque los matrimonios se llevan a cabo en un estado romántico. Un estado romántico es bueno si eres poeta, y no se conoce a los poetas como buenos maridos o buenas esposas. De hecho casi siempre los poetas son solteros. Juguetean mucho pero nunca los atrapan, y por eso su romance permanece vivo…”

 y agrega:

“Hay que ser suficientemente maduro. La madurez significa que uno ya no es un tonto romántico. Uno comprende la vida, uno comprende la responsabilidad de la vida, uno comprende los problemas de estar con otra persona. Uno acepta todas las dificultades y aún así decide vivir con esa persona. Uno no espera que todo vaya a ser siempre un Paraíso, que todo van a ser rosas. Uno no espera esas tonterías; uno sabe que la realidad es difícil. Es dura. Hay rosas, pero muy pocas; hay muchas espinas… “

 

(Autor: Lic. Romina Halbwirth – “Espacios”, http://ar.geocities.com/hromina2)