Vídeo

Si das un poco de amor…

Si das un poco de amor, puedes obtener un poco de amor para ti

Escuchar “Give a Little Love” en Goear

Well I know my death will not come
‘Til I breathe all the air out my lungs
‘Til my final tune is sung
That all is fleeting
Yeah, but all is good
And my love is my whole being
And I’ve shared what I could
But if you give a little love, you can get a little love of your own
Don’t break his heart
Yeah if you give a little love, you can get a little love of your own
Don’t break his heart

Well my heart is bigger than the earth
And though life is what gave it love first
Life is not all that it’s worth
‘Cause life is fleeting
Yeah, but I love you
And my love surrounds you like an ether
In everything that you do
But if you give a little love, you can get a little love of your own
Don’t break his heart
Yeah if you give a little love, you can get a little love of your own
Don’t break his heart
Yeah if you give a little love, you can get a little love of your own
Don’t break his heart
Yeah if you give a little love, you can get a little love of your own
Don’t break his heart

Well if you are (what you love)
And you do (what you love)
I will always be the sun and moon to you
And if you share (with your heart)
Yeah, you give (with your heart)
What you share with the world is what it keeps of you

 

Bueno se que mi muerte no vendrá
hasta que no respire todo el aire fuera de mis pulmones
hasta que mi melodía final sea cantada
que todo es fugaz
¡Si!, pero todo es bueno
y mi amor es todo mi ser
y he compartido lo que podía
pero Si das un poco de amor, puedes conseguir un poco de amor propio
No rompas su corazón
Si das un poco de amor, puedes conseguir un poco de amor propio
No rompas su corazón

Bueno, mi corazón es mas grande que la tierra
y aunque lo que dio primero el amor fue la vida
la vida no es lo único que vale la pena
porque la vida es fugaz

¡Si! Pero te amo
Y mi amor te rodeo como éter
en cada cosa que haces

pero Si das un poco de amor, puedes conseguir un poco de amor propio
No rompas su corazón

¡Si! Si das un poco de amor, puedes conseguir un poco de amor propio
No rompas su corazón
Si das un poco de amor, puedes conseguir un poco de amor propio
No rompas su corazón
Si das un poco de amor, puedes conseguir un poco de amor propio
No rompas su corazón

Bien, si eres (lo que amas)
y si haces (lo que amas)
seré siempre el sol y la luna para ti
y si compartes (con el corazón)
y si das (con el corazón)
lo que compartas con el mundo es lo que mantendrás de ti.

 

(Mas música en Un Mensaje Para Ti…)

(Mas videos en Un Mensaje Para Ti…)

 UnMensajeParaTi.com.ar   @PabloGimenez   +PabloGimenez-Ar

Cuestión de tiempo…

Comparto el trailer de la película “About time” (Cuestión de tiempo).

De los creadores de “Realmente Amor” y “Notting Hill“; el mejor cine inglés.

Una película para emocionarse y reflexionar sobre el valor del tiempo en nuestra vida.

Te la recomiendo, no dejes de verla.

Mid Air“, por Paul Buchanan; de la banda original de la película “About Time“.

Escuchar en Grooveshark

 

(Mas música en Un Mensaje Para Ti…)

UnMensajeParaTi.com.ar

@PabloGimenez

+Pablo

El mayor miedo en la vida…

Comparto “Las 10 Últimas Preguntas“, un cortometraje de Mora Films.

Para reflexionar y contestarse.

“El mayor miedo en la vida, no es la muerte… es no haber vivido”

1 ¿A quién le dirías Gracias?

2 ¿A quién le pedirías Perdón?

3 ¿A quién le Pegarías?

4 ¿A quién le darías el último Abrazo?

¿A quién le harías la última Pregunta?

6 ¿A quién le dirías el Te Amo que nunca le dijiste?

7 ¿A quién le contarías que te vas a Morir?

8 ¿A quién le darías el Beso que nunca le diste?

9 ¿Con quién tendrías tu última Charla?

10 ¿Con quién pasarías la última Noche?

Todos nos vamos a morir algún día, por eso lo importante no es cuánto tiempo vivamos, sino que estemos orgullosos de cómo vivimos el tiempo que nos toca estar”

(Mas videos en Un Mensaje Para Ti…)

UnMensajeParaTi.com.ar

@PabloGimenez

+Pablo

¿Nos falta algo para ser felices?

Este es el video de la presentación de Emmanuel Kelly en “The X Factor 2011“.

Emmanuel y su hermano fueron hallados por las monjas, abandonados en una caja de zapatos en un parque en Irak, en la zona de guerra. No había un certificado de nacimiento, por lo que no conoce exactamente su edad.

Su madre adoptiva, Moira Kelly  los halló en un orfanato en Irak y los llevó originalmente a Australia para que recibieran cirugías. Luego se enamoró de ellos y los adoptó.

¿Seguro que nos falta algo para ser felices…?.

Una hermosa canción, Imagine, de John Lennon, interpretada por Emmanuel Kelly. Que la disfruten.

(gracias Astrid K. por compartirlo :) )

(Mas videos en Un Mensaje Para Ti…)


UnMensajeParaTi.com.ar   @PabloGimenez   Seguirme en Twitter

Cosecharás tu siembra…

Una mañana una mujer bien vestida se paró frente a un hombre desamparado, quien lentamente levantó la vista… y miro claramente a la mujer que parecía acostumbrada a las cosas buenas de la vida.

Su abrigo era nuevo. Parecía que nunca se había perdido de una comida en su vida.

Su primer pensamiento fue: “Solo se quiere burlar de mi, como tantos otros lo habían hecho….”

“¡¡Por favor déjeme en paz!!” gruñó el indigente…

Para su sorpresa, la mujer siguió enfrente de el. Ella sonreía, sus dientes blancos mostraban destellos deslumbrantes.

“¿Tienes hambre?” preguntó ella. “No”, contestó sarcásticamente. “Acabo de llegar de cenar con el presidente… Ahora vete.”

La sonrisa de la mujer se hizo aún más grande.

De pronto el hombre sintió una mano suave bajo el brazo. “¿Qué hace usted, señora?” -preguntó el hombre enojado.

“¡¡Le digo que me deje en paz!!”

Justo en ese momento un policía se acercó. “¿Hay algún problema, señora?” – le preguntó el oficial.

“No hay problema aquí, oficial” – contestó la mujer “Sólo estoy tratando de ayudarle para que se ponga de pie…”

¿Me ayudaría?

El oficial se rascó la cabeza.

“Si, el viejo Juan ha sido un estorbo por aquí por los últimos años. ¿Qué quiere usted con él?” – pregunto el oficial.

“¿Ve la cafetería de allí?” – preguntó ella.

“Yo voy a darle algo de comer y sacarlo del frío por un ratito”.

“¿Está loca, señora?” el pobre desamparado se resistió “¿Yo no quiero ir ahí!”

Entonces sintió dos fuertes manos agarrándolo de los brazos y lo levantaron.

“¡Déjame ir oficial, yo no hice nada!”

“Vamos viejo, esta es una buena oportunidad para ti” – el oficial le susurro al oido.

Finalmente, y con cierta dificultad, la mujer y el agente de policía llevaron al viejo Juan a la cafetería y lo sentaron en una mesa en un rincón.

Era casi mediodía, la mayoría de la gente ya había almorzado y el grupo para la comida aún no había llegado.

El gerente de la cafetería se acercó y les pregunto “¿Qué está pasando aquí, oficial?, ¿Qué es todo esto?; ¿Y este hombre, esta en problemas?”.

- “Esta señora lo trajo aquí para que coma algo” respondió el policía.

“Oh no, ¡aquí no!” el gerente respondió airadamente.

“¡¡Tener una persona como este aquí es malo para mi negocio!!”

El viejo Juan esbozó una sonrisa con sus pocos dientes.

“Señora, se lo dije. ¿ahora si van a dejarme ir?; yo no quería venir aquí desde un principio”.

La mujer se dirigió al gerente de la cafetería y sonrió, “Señor, ¿está usted familiarizado con Hernandez y Asociados, la firma bancaria que esta a dos calles?”.

“Por supuesto que los conozco”, respondió el administrador con impaciencia.

“Ellos tienen sus reuniones semanales en una de mis salas de banquetes”.

“¿Y se gana una buena cantidad de dinero con el suministro de alimentos en estas reuniones semanales?”, preguntó la Señora…

“¿Y eso que le importa a usted?”

- “Yo, señor, soy Penélope Hernández, presidente y dueña de la compañía”.

- “¡Oh Perdon!” dijo el gerente.

La mujer sonrió de nuevo, “pensé que esto podría hacer una diferencia en su trato” le dijo al policía, que fuertemente trataba de contener una carcajada.

“¿Le gustaría tomar con nosotros una taza de café o tal vez una comida, oficial?”

- “No, gracias, señora”, replicó el oficial. “Estoy en servicio”.

“Entonces, quizá, ¿una taza de café para llevar?”.

“Sí, señora. Eso estaria mejor”.

El gerente de la cafetería giró sobre sus talones como recibiendo una orden, “voy a traer el café para usted de inmediato señor oficial”.

El oficial lo vio alejarse. y opinó: “ciertamente lo ha puesto en su lugar”.

“Esa no fue mi intención” dijo la Señora, “Lo crea o no, tengo una buena razón para todo esto”.

Se sentó a la mesa frente a su invitado a cenar. Ella lo miró fijamente…

“Juan, ¿te acuerdas de mí?”

El viejo Juan miro su rostro, el rostro de ella, con los ojos lagañosos “creo que sí; digo, se me hace familiar”.

“Mira Juan, quizá estoy un poco mas grande, pero mírame bien”, dijo la Señora.

“Tal vez me veo mas llenita ahora… pero cuando tu trabajabas aqui hace muchos años, vine aquí una vez, y por esa misma puerta, muerta de hambre y frio.”.

Algunas lágrimas posaron sobre sus mejillas.

“¿Señora?” dijo el Oficial, no podía creer lo que estaba presenciando, ni siquiera pensar que la mujer podría llegar a tener hambre.

“Yo acababa de graduarme de la Universidad en mi pueblo”, la mujer comentó.

“Yo había llegado a la ciudad en busca de un trabajo, pero no pude encontrar nada”.

Con la voz quebrantada la mujer continuaba: “pero cuando me quedaban mis últimos centavos y me habían corrido de mi apartamento, caminaba por las calles; y era en

febrero y hacía frío, y casi muerta de hambre vi este lugar y entré con muy poca probabilidad de conseguir algo de comer”.

Con lágrimas en sus ojos la mujer siguió platicando…

“Juan me recibio con una sonrisa”, – “Ahora me acuerdo”, dijo Juan. “Yo estaba detrás del mostrador de servicio, se acercó y me preguntó si podría trabajar por algo de comer”.

- “Si, y me dijiste que estaba en contra de la política de la cafetería”.

Continuó la mujer… “Entonces, tu me hiciste el sándwich de carne mas grande que jamás había visto… me diste una taza de café, y me fui a un rincón a disfrutar de mi comida. Tenía miedo de que te metieras en problemas. Pero luego, cuando miré y te vi a poner el dinero de la comida en la caja registradora, supe que todo iba a estar bien”.

- “¿Así que usted comenzó su propio negocio?” el viejo Juan dijo.

“Si, encontré un trabajo esa misma tarde. Trabajé muy duro, y me fui para arriba, con la ayuda de mi Padre Dios. Eventualmente empecé mi propio negocio, que con la ayuda de Dios, prosperó…”.

La señora abrió su bolso y sacó una tarjeta. “Cuando termines aquí, quiero que vayas a hacer una visita al señor Martínez. Él es el Director de personal de mi empresa. Iré a hablar con él y estoy segura de que encontrará algo para que puedas hacer en la oficina”.

Ella sonrió y dijo “creo que incluso podría darte un adelanto, lo suficiente para que puedas comprar algo de ropa y conseguir un lugar para vivir hasta que te recuperes. Si alguna vez necesitas algo, mi puerta estará siempre abierta para ti Juan”.

Hubo lágrimas en los ojos del anciano… “¿Cómo le voy a agradecer?”, preguntó.

“No me des las gracias”, respondió la mujer. “A Dios dale la gloria… El me trajo a ti”.

Fuera de la cafetería, el oficial y la mujer se detuvieron, y antes de irse por su lado la Señora Hernández dijo “gracias por toda su ayuda, oficial”.

- “Al contrario”, dijo el oficial, “gracias a usted; vi un milagro hoy, algo que nunca voy a olvidar. Y… gracias también por el café”.

No te olvides que cuando tiras el pan sobre las aguas, nunca sabes cuando te será devuelto.

Dios es tan grande que puede cubrir todo el mundo con su amor y a la vez tan pequeño para entrar en tu corazón.

Cuando Dios te lleva al borde del acantilado, confia en Él plenamente, y dejate llevar.

Sólo dos cosas pueden suceder, o Él te sostiene cuando tu te caes, o Él te enseñará a volar…

Dios cierra puertas que ningún hombre puede abrir; y abre puertas que ningun hombre puede cerrar.

Si necesitas que Dios abra alguna puerta para ti… abre tu una puerta para los demás; de esa manera serás una bendición para ellos.


(autor desconocido)

(gracias Adelliza :) )

 

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez Seguirme en Twitter

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Tweetear este mensaje

 

Algo de cine… Te amaré por siempre

Te amaré por siempre” (2009), editada también como “Más allá del tiempo” (título original “The time traveler’s wife”

Dirigida por Robert Schwentke, con la actuación de Eric Bana y Rachel McAdams.

Una interesante y hermosa película que te recomiendo.

Resumen de la trama (Zona Trailer)

Clare (Rachel McAdams) ha estado enamorada de Henry (Eric Bana) toda su vida. Ella cree que están destinados a estar juntos, a pesar de que no sabe cuándo tendrán que volver a separarse: Henry es un viajero en el tiempo, castigado con una rara anomalía genética que le hace vivir su vida en una escala de tiempo cambiante, saltando y retrocediendo a través de los años sin ningún control. A pesar de que los viajes de Henry los obligan a separarse sin ninguna advertencia, y sin saber cuándo volverán a reunirse, Clare intenta desesperadamente construirse una vida con su verdadero y único amor.

(Más cine en Un Mensaje Para Ti…)

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter