20 de Julio, mensajes para el Día del Amigo

Hoy, 20 de Julio,  se celebra en Argentina y Uruguay el día del Amigo.

Sin duda una fecha particular para recordar a esas personas tan importantes y especiales en nuestra vida.

Recopilo a continuación algunos mensajes relacionados con la amistad y los amigos, que han sido publicados en “Un Mensaje Para Ti“.

Para compartir…

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter

Yo creí…

Mientras que aquí las personas denominan “virtual” a cualquier sentimiento, yo siempre creí que todos los sentimientos eran reales.

Nunca logré sentir algo únicamente mientras me encontraba “en línea”, y después salir de esa relación como se sale en “sin conexión”.

Yo creí en todo lo que sentí y oí.

Yo creí en todo lo que me fue prometido.

Yo creí de la misma manera en que las personas creen en otras cuando están frente a frente.

Yo creí que mis deseos comunes y naturales iban a realizarse.

Yo creí en la boca que hablaba y en los dedos que escribían lindas palabras para mí.

Yo creí en todo momento que existía una sintonía especial Yo hasta creí en las “mentiras sinceras”, porque así las cosas podrían ser más humanizadas… menos difíciles.

Yo creí que las personas cambian, que el carácter se modifica, que nos necesitamos demasiado para saber vivir en la verdad y con honestidad.

Yo creí que sólo bastaba con hablar con el corazón y dejar que los dedos escribieran libremente.

Yo creí y no recelé hasta el momento en que me di cuenta de que solamente “YO” había hecho “mi realidad” de la “virtualidad” que aquí impera.

Yo creí hasta que comprendí que algunas personas apagan la máquina y se apagan con ella, o simplemente “bloquean” algún nombre cuando ya no sienten deseos de “mentir más”.

Tan simple como accionar el control remoto… demasiado simple para quien no “advierte” que detrás de la máquina hay personas con sentimientos,
esperanzas, deseos y nostalgias.

Parece complicado para esas personas entender que cuando se apaga el monitor, el sonido y todos los recursos para estar “en linea”, no hay forma de “apagar” a la persona que está del otro lado.

No se apagan los sentimientos, no se colocan en “Ausente” cariños, caricias y sonrisas.

No se eliminan placeres, alegrías e intercambios como si fueran un virus.

No se borran de la memoria detalles de una relación pura.

Nuestra memoria, no se formatea.

Yo creí… y hoy llevo mis sentimientos en la memoria, en el alma y dentro de mi corazón, hecho de músculos, venas y sangre, que circula bombeando vida, y todavía tengo un poquito de esperanza en que del otro lado exista alguien semejante y no solo cables conectados a una computadora enviando cualquier cosa hacia cualquier lugar.

Yo creí… sinceramente, yo creí…

No olvidemos nunca que detrás de cada pantalla de ordenador existen personas con sentimientos reales… no juguemos con ellas.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter

Hoy estas en mis pensamientos

Hoy pienso en ti y recuerdo cuántas veces has llegado de improviso cuando más te necesitaba, qué generoso/a  has sido siempre con tu tiempo y cómo he podido contar contigo con tanta libertad.

Hoy pienso en la alegría de estar juntos, en que todo parece aún más divertido a tu lado, e incluso, en que las cosas sencillas se vuelven especiales porque las compartimos.

Hoy pienso cuántas veces creíste en mí y, sólo por eso, en lugar de renunciar a mis metas, traté de alcanzarlas con más fuerza.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter

En este preciso instante… alguien…

- Alguien está muy orgulloso de ti.

- Alguien está pensando en ti.

- Alguien está pendiente de ti.

- Alguien te extraña.

- Alguien quiere hablar contigo.

- Alguien quiere estar contigo.

- Alguien espera que no estés en problemas.

- Alguien está agradecido por el soporte que le has dado.

- Alguien quiere sostener tu mano.

- Alguien espera que todo te salga bien.

- Alguien quiere que seas feliz.

- Alguien quiere que le encuentres.

- Alguien está celebrando tus éxitos.

- Alguien quiere darte un regalo.

- Alguien piensa que tú eres un regalo.

- Alguien espera que no tengas ni mucho frío ni mucho calor.

- Alguien quiere abrazarte.

- Alguien te quiere.

- Alguien admira tu fortaleza.

- Alguien está pensando en ti y sonriendo.

- Alguien quiere descansar en tu hombro para llorar.

- Alguien quiere salir contigo y pasarla bien.

- Alguien piensa muchísimo en ti.

- Alguien quiere protegerte.

- Alguien haría cualquier cosa por ti.

- Alguien quiere ser perdonado.

- Alguien te ha perdonado.

- Alguien está agradecido por tu perdón.

- Alguien te recuerda y desea que estuvieras allí.

- Alguien está alabando a Dios por ti.

- Alguien necesita saber que tu aprecio es incondicional.

- Alguien quiere decirte lo mucho que significas para esa persona.

- Alguien quiere compartir sus sueños contigo.

- Alguien quiere sostenerte en sus brazos.

- Alguien quiere que tú lo sostengas en tus brazos.

- Alguien atesora tu espíritu.

- Alguien desea poder detener el tiempo para ti.

- Alguien alaba a Dios por tu amistad y aprecio.

- Alguien no puede esperar para verte.

- Alguien te aprecia por quien eres.

- Alguien aprecia la manera que le haces sentir.

- Alguien quiere estar contigo.

- Alguien quiere que sepas que está allí para ti.

- Alguien está contento de que tu seas su amigo.

- Alguien quiere ser tu amigo.

- Alguien se trasnochó toda la noche pensando en ti.

- Alguien esta deseando que le tomes en cuenta.

- Alguien quiere poder llegar a conocerte mejor.

- Alguien quiere estar cerca de ti.

- Alguien extraña tu consejo y guía.

- Alguien tiene fe en ti.

- Alguien confía en ti.

- Alguien necesita que tú le envíes una carta.

- Alguien necesita tu soporte.

- Alguien necesita que tú tengas fe en él.

- Alguien necesita que tú le permitas ser su amigo.

- Alguien escucha una canción que le recuerda a ti.

- Alguien quiere reírse contigo.

- Alguien llorará cuando tu no estés.

Piénsalo… solo es cuestión de que en todo momento estés atento a quien es ese “Alguien”, de que lo valores, de que lo consideres, de que lo tengas en cuenta, de que hables con el o ella… y de que compartas así, tu vida.

Siempre hay un “Alguien”… siempre hay mas de un “Alguien”… es solo cuestión de que lo busques a tu alrededor.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter

La parte mas importante del cuerpo

Un día mi madre me preguntó:

“¿Cuál es la parte más importante del cuerpo.?”

A través de los años trataría de buscar la respuesta correcta.

Cuando era más joven, pensé que el sonido era muy importante para nosotros, por eso dije, “Mis oídos, Mamá”.

Ella dijo: “No, muchas personas son sordas y se arreglan perfectamente. Pero sigue pensando, te preguntaré de nuevo.”

Varios años pasaron antes de que ella lo hiciera.

Desde aquella primera vez, yo había creído encontrar la respuesta correcta. Y es así que le dije: “Mamá, la vista es muy importante para todos, entonces deben ser nuestros ojos”.

Ella me miró y me dijo:

“Estás aprendiendo rápidamente, pero la respuesta no es correcta porque hay muchas personas que son ciegas, y salen adelante aun sin sus ojos”.

Continué pensando… ¿cuál era la solución. ?

A través de los años, mi madre me preguntó un par de veces más, y ante mis respuestas la suya era: “No, pero estás poniéndote más inteligente con los años, pronto acertarás”.

Hace algunos años,mi abuelo murió. Todos estábamos dolidos. Lloramos. Incluso mi padre lloró. Recuerdo esto sobre todo porque fue la segunda vez que lo vi llorar. Mi madre me miraba cuando fue el momento de dar el adiós final al abuelo. Entonces me preguntó:

“¿No sabes todavía cuál es la parte más importante del cuerpo, hijo?”.

Me asusté cuando me preguntó justo en ese momento. Yo siempre había creído que ese era un juego entre ella y yo.

Pero ella vio la confusión en mi cara y me dijo:

“Esta pregunta es muy importante. Para cada respuesta que me diste en el pasado, te dije que estabas equivocado y te he dicho por qué. Pero hoy es el día en que necesitas saberlo”.

Ella me miraba como sólo una madre puede hacerlo. Vi sus ojos, llenos de lágrimas, y la abracé.

Fue entonces cuando apoyada en mí, me dijo:

“Hijo, la parte del cuerpo, más importante, es tu hombro”.

Le pregunté,

“¿Es porque sostiene mi cabeza?”

Y ella respondió:

“No, es porque puede sostener la cabeza de un ser amado o de un amigo cuando llora. Todos necesitamos un hombro para llorar algún día en la vida, hijo mío. Yo sólo espero que tengas amor y amigos, y así siempre tendrás un hombro donde llorar cuando lo necesites, como yo ahora necesito el tuyo.”

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter

UnMensajeParaTi.com.ar

Razón, estación, o de por vida…

Las  personas llegan a nuestras vidas por una razón, por una estación o para toda la vida.

Cuando te des cuenta de cual es, vas a saber que hacer con cada persona.

Por una RAZÓN:

Cuando una persona llega a tu vida por una RAZÓN, es para cumplir con algún deseo o necesidad que vos tengas o hayas expresado.

Llega para ayudarte a atravesar una dificultad, para hacer de guía y soporte, ya sea tanto físico, mental o espiritual.
Pareciera ser alguien que envió Dios… ¡y lo es!

Es por esa razón que tu los necesitas y ellos llegan.

Después, sin que nada malo suceda o sin que ocurra ningún inconveniente específico, esta persona hace o dice algo para que la relación no continúe y se rompa.

A veces se mueren. A veces se alejan.

Y a veces hacen algo para que tu te alejes.

Lo que debemos entender es que nuestra necesidad fue satisfecha, nuestro deseo se cumplió, su trabajo esta hecho.

La súplica que pediste fue escuchada y cumplida, y ahora es tiempo de seguir adelante.

Por una ESTACIÓN:

Cuando una persona llega a nuestra vida por una ESTACIÓN, es para compartir, crecer y aprender.

Esa persona puede traernos un período de paz, o simplemente hacernos divertir.

Esas personas deben enseñarnos algo que nunca hemos aprendido ni hecho.

Generalmente nos brindan un tiempo de gran diversión.

¡Créelo!, ¡es verdad!.

Pero solo por una temporada.

De POR VIDA:

Las relaciones de POR VIDA enseñan lecciones de vida.

Cosas que debemos establecer para crecer con una sólida base emocional.

Tu  trabajo es aceptar la lección, querer a esa persona, y usar eso que aprendiste en todas las amistades y ámbitos de la vida.

Se dice que el amor es ciego, pero la amistad nos hace ver.

(autor desconocido)

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter

Lo mas importante que has hecho en tu vida

En cierta ocasión, durante una charla que di ante un grupo de  profesionales, me hicieron esta pregunta: “¿Qué es lo más importante que ha hecho en su vida?”.

En mi calidad de ingeniero industrial, sabía que los asistentes deseaban escuchar anécdotas sobre mi trabajo, entonces les respondí: “Lo más importante que he hecho en la vida, tuvo lugar el 8 de octubre de 1990. Comencé el día jugando golf con un amigo mío al que no había visto en mucho tiempo. Entre jugada y jugada me contó que su esposa y él acababan de tener un bebé.

Mientras jugábamos, llegó el padre de mi amigo, que consternado, le dijo que al bebé se lo habían llevado de urgencia al hospital. En un instante, mi amigo se subió al auto de su padre y se marchó.

Yo, por un momento, me quedé donde estaba, sin saber qué debía hacer. ¿Seguir a mi amigo al hospital?. Mi presencia allí, me dije, no iba a servir de nada, pues la criatura estará al cuidado de médicos y enfermeras, y nada de lo que yo hiciera o dijera iba a cambiar las cosas.

¿Brindarle mi apoyo moral?. Eso, quizás, pero tanto él como su esposa provenían de familias numerosas, y sin duda estarían rodeados de parientes, que les ofrecerían el apoyo necesario. Lo único que haría yo sería estorbar. Así que decidí ir más tarde al hospital a visitar a mi amigo.

Al poner en marcha mi auto, me percaté que mi amigo había dejado su camioneta con las llaves puestas, estacionada junto a las canchas. Decidí pues, cerrar el auto e ir al hospital a entregarle las llaves. Como supuse, la sala de espera estaba llena de familiares. No tardó en presentarse un médico, que se acerca a la pareja y, en voz baja les comunica que su bebe había fallecido. Los padres se abrazaron y lloraron, mientras todos los demás los rodeamos en medio del silencio y el  dolor.

Al verme mi amigo, se refugió en mis brazos y me dijo: “Gracias por estar aquí”. Durante el resto de la mañana, permanecí sentado en la sala de urgencias del hospital, viendo a mi amigo y a su esposa sostener en brazos a su bebe y despedirse de él.

Esto, es lo más importante que he hecho en mi vida”, y aquella experiencia me dejó tres enseñanzas:

Primera: lo más importante que he hecho en la vida, ocurrió cuando no había absolutamente nada que yo pudiera hacer. Nada de lo racional que aprendí en la universidad, ni en el ejercicio de mi profesión, me sirvió en tales circunstancias. A dos personas les sobrevino una desgracia y lo único que pude hacer fue acompañarlos y esperar. Pero estar allí, era lo principal.

Segunda: aprendí que al aprender a pensar, casi me olvido de sentir.

Tercera: aprendí que la vida puede cambiar en un instante. Así pues, hacemos planes y concebimos nuestro futuro como algo real, y o olvidamos que perder el empleo, sufrir una enfermedad grave o un accidente y muchas de otras cosas más, pueden alterar ese futuro en un abrir y cerrar de ojos.

Desde aquel día, busqué un equilibrio entre el trabajo y la vida; aprendí que ningún empleo compensa perderse unas vacaciones, romper con la pareja o pasar un día festivo lejos de la familia. Y aprendí que lo más importante en la vida, no es ganar dinero, ni ascender en la escala social, ni recibir honores. Lo más importante en la vida, es el tiempo que dedicamos a cultivar una amistad.
Por eso agradezco:

Por mis hijos que NO limpian sus cuartos, pero están viendo la tele, porque significa que están en casa y no en las calles.

Por los descuentos en mi sueldo, porque significa que estoy trabajando.

Por el desorden que tengo que limpiar después de una fiesta, porque significa que estuvimos rodeados de seres queridos.

Por las ropas que me quedan un poco ajustadas, porque significa que tengo más que suficiente para comer.

Por mi sombra que me ve trabajar, porque significa que puedo salir al sol.

Por el césped que tengo que cortar, ventanas que necesito limpiar, cañerías que arreglar, porque significa que tengo una casa.

Por las quejas que escucho acerca del gobierno, porque significa que tenemos libertad de expresión.

Por que no encuentro estacionamiento, porque significa que tengo coche.

Por los gritos de los chicos, porque significa que puedo oír.

Por la ropa que tengo que lavar y planchar, porque significa que me puedo vestir.

Por el cansancio al final del día, porque significa que fui capaz de trabajar duro.

Por el despertador que suena temprano todas las mañanas, porque significa que ¡estoy vivo!.”

(autor desconocido)

Un Pedazo de Cielo…

Si muero antes que tú, hazme un favor:

Llora cuanto quieras, pero no te enojes
con Dios por haberme llevado.

Si no quieres llorar, no llores.

Si no logras llorar no te preocupes.

Si quieres reír, ríe.

Si algunos amigos te cuentan algo de mí,
óyelos y cree lo que digan.

Si me elogian demasiado, corrige la exageración.

Si me critican demasiado, defiéndeme.

Si quieren hacerme un santo,
sólo porque he muerto,
di que yo tenía algo de santo,
pero estaba lejos de ser el santo que pintan.

Si quieren hacerme un demonio,
muestra que yo tal vez tuve algo de demonio,
pero toda la vida procuré ser bueno y buen amigo.

Si intentan canonizarme di que yo nunca quise ser incensado en vida.

Si hablan más de mí que de Cristo, llámales la atención.

Si sientes tristeza y deseas rezar por mí,
puedes hacerlo, pues quizá necesite tu ORACIÓN.

Si quieres hablar conmigo, habla con Jesús y yo lo escucharé.

Espero estar con Él lo suficiente
para continuar siendo útil para ti donde esté.

Y si quieres escribir algo sobre mi,
di solo una frase:

¡Fue amigo, creyó en mi y me quiso para Dios!

¡Era una flecha que vivía apuntando en dirección a Dios!

Ahí, entonces, derrama una lágrima.

Yo no estaré presente para secarla,
pero no hace falta, pues otros amigos lo harán en mi lugar.

Y viéndome bien sustituido,
iré a atender a mi nueva tarea en el cielo.

Pero de vez en cuando, da una escapadita hacia Dios;
no me verás, pero yo estaré muy feliz viéndote a ti mirar hacia Él.

Y cuando llegue para ti la hora de ir a ver al Padre,
ahí donde nadie puede separarnos,
viviremos la amistad que aquí nos preparó para El.

¿Crees en estas cosas?

Entonces, reza para que los dos vivamos
como quien sabe que va a morir un día
y que muramos como quien supo vivir bien.

La amistad sólo tiene sentido
si hace el cielo más cercano
y si aquí inaugura su comienzo.

Pero, si yo muero antes que tú,
creo que no voy a extrañar el cielo…

Ser tu Amigo,
Ya era Un Pedazo de Cielo.

(autor desconocido)

De qué se trata la vida…

La vida no se mide ganando puntos (como en un juego).

La vida no se mide por el número de amigos que tengo, ni por como me aceptan los otros, ni por mis planes para el fin de semana, ni por si me quedo en casa sola.

No se mide según con quienes salgo, con quien solía salir, ni por el número de personas con quien he salido, ni por si no he salido nunca con nadie.

No se mide por las personas que he besado.

No se mide por el sexo.

No se mide por la fama de mi familia,ni por el dinero o bienes que mi familia posea,ni por la marca del coche que manejo, ni por la escuela que asisto.

No se mide por lo feo o guapo que soy, ni por los zapatos que uso o el tipo de música que prefiero.

No importa si tengo el pelo rubio, castaño, negro o rojo, o si mi tez es blanca o morena.

No se mide por las notas que recibo, ni por lo inteligente que soy, ni por lo inteligente que dicen los exámenes estandarizados que soy.

No se mide por las organizaciones sociales a las que pertenezco, tampoco porque tan bueno soy en “mi” deporte.

La vida simplemente no es nada de eso.

La vida se mide según el amor que doy o según el daño que hago.

Se mide según la felicidad o la tristeza que proporciono a otros.

Se mide por los compromisos que cumplo o las confianzas que traiciono.

Se trata de la AMISTAD, la cual puedo usarla como algo sagrado o como un arma.

Se trata de lo que digo y lo que quiero decir, sea dañino o benéfico.

Se trata de murmurar o de contribuir a los pequeños chismes.

Se trata de los juicios que formulo y de por qué los formulo, y a quién y con qué intención los comento.

Se trata de a quien no le hago caso o ignoro… adrede y a pleno propósito.

Se trata del celo, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.

Se trata del odio que puedo llevar adentro, de como lo borro o como lo riego y lo cultivo.

Pero la mayor parte se trata de si uso mi vida para tocar y amar o para envenenar el corazón de otros, de una manera que habría sido imposible que ocurriera de otra forma.

Yo y solo yo escojo la manera en que afectaré para bien o para mal el corazón de mis semejantes…

Y de esas decisiones es de lo que se trata la vida…

UnMensajeParaTi.com.ar

El árbol de los amigos

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.

Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, más otras apenas vemos entre un paso y otro.

A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos.

El primero que nace del brote es nuestro amigo “papá” y nuestra amiga “mamá”, nos muestra lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.

Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien. Más el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que iban a cruzarse por nuestro camino.

A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz. Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un amigo enamorado. Ése da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.

Más también hay aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas; ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.

Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre hoja y hoja.

El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen muchas estaciones. Pero lo que nos hace más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol, amor, paz, salud, suerte y prosperidad

Hoy y siempre… simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejaran nada. Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.

(autor desconocido)

( …gracias Paloma )

UnMensajeParaTi.com.ar @PabloGimenez

Bookmark and Share compatir_por_email Compartir en Facebook Recibir "Un Mensaje Para Ti" por email Seguirme en Twitter